Basta,basta y basta…

 

Raisy Senois: Licenciada en Comunicación Social, de la Universidad O&M de República Dominicana, maestría en periodismo de Investigación, corresponsal de Comentarios y Variedades, Radio HIJB de Santo Domingo, presentadora del programa de TV, Medicina y algo más, conferencista Internacional, directora de la revista impresa Reflejos y de revista digital Reflejosnews “El Espejo de la Comunicación”-

La renuncia de otro presidente latinoamericano ocupa las principales portadas de los medios de comunicación, luego que Guatemala le diera ejemplo al mundo de una ciudadanía que conoce su poder como sociedad y que los poderes del estado no están por encima de la voluntad popular.
Quienes desconocen el manejo de la política centroamericana y sudamericana argumentan en base a una lejana información que se expanden de boca en boca, otros denominan “como una corriente” que se está dando por estos lados , con esos términos tratan de desvirtuar el poder del pueblo para que en los demás países del hemisferio, no imiten a quienes se han atrevido a poner un alto; porque de eso suceder perderían las coimas y migajas modernas que reciben de gobiernos tan corruptos que el asfixie que están provocando en la población llega a lo denigrante.
Un tribunal decidirá si Pedro Pablo Kuczynski es culpable, mientras que el congreso peruano aprobó la renuncia , dejándole la papa caliente a Martin Vizcarra quien ocupaba el puesto de primer vice y embajador en Canadá.
Perú es otro ejemplo en latinoamericano, sé que muchos mandatarios al ver esto se asustan porque cuando la casa de tu vecino se está mojando a la tuya le puede pasar lo mismo, por ello se aferran a todo tipo de artimañas para mantener a sus ciudadanos alejados de la realidad para evitar que “el virus de hasta aquí más corrupción” llegue a sus países, la gente no aguanta más inseguridad, violencia, problemas migratorios, prestamos, tratados internacionales que solo benefician a un grupo, empobrecimiento desmedido, siendo todo esto generador de problemas mentales, suicidios, asesinatos, feminicidios, narcotráfico y que las personas salgan a las calles a buscárselas como fieras para conseguir el pan de cada día.
La bienvenida a Perú por entender que siempre hay tiempo de rectificar, si un mandatario fue elegido el pueblo y las autoridades competentes tienen derecho a rescindir el contrato; los demás países no deben temer , atrévanse, salgan del letargo y saquen a esos corruptos del palacio porque las naciones no les pertenecen; todos deben involucrarse en política y arrebatarle el país de las manos , sin violencia como lo hizo Guatemala, concentrándose todos los sábados frente a la Plaza de la Constitución donde a voces derribaron los muros de Jericó y a los que estaban endiosados no les quedó otro remedio que salir huyendo.
El estado es del pueblo no de un grupo que se comportan peor que los señores feudales, haciéndole creer a la gente que con sus palabritas la barriga se llena y se compran medicamentos…Perú la bienvenida “a la corriente” que genera cambio y brinda una luz en el camino permitiéndole a los ciudadanos romper el anillo de los dinosaurios acusados de corrupción, robos de alto nivel, asesinatos pero que se niegan a soltar el poder pasándose la silla de generación a generación como si imperase alguna monarquía en América Latina donde la consanguinidad necesariamente no tiene que estar presente.
Los ciudadanos no tenemos porque pagar la costosa vida de los hijos de los funcionarios, ni costear las finuras de sus amantes…¡Basta , basta y basta!