Carrera de prestigio internacional ¡Cobán es Cobán!

Silvia Alaya; Licenciada en Comunicación Social con maestría en Comunicación Organizacional de la Universidad de San Carlos de Guatemala, experta en protocolo ceremonial, en comunicación institucional y relaciones públicas, actualmente trabaja en el Viceministerio del Deporte y Recreación.-

El Medio Maratón Internacional de Cobán se disputó por primera vez el 4 de mayo de 1975 con la participación de un centenar de corredores y su primer ganador fue el hondureño Hipólito López con un tiempo de 1:10:38.

Desde entonces cada año la ciudad de Carlos Quinto, recibe a miles de atletas en sus tierras lluviosas, este año más de 8 mil inscritos, todos esperamos un año para regresar y quienes no comparten esta sana afición de correr se preguntan ¿por qué tan lejos? la respuesta es simple ¡Cobán es Cobán!.

Por ser una competencia internacional participan corredores de todas partes del mundo, este año el segundo lugar lo obtuvo un atleta peruano y como era de esperarse los competidores keniatas conquistaron los primeros lugares quedando así el podio masculino  1. Daniel Muteti, Kenia 1:05:16;  2. Cristhian Pacheco, Perú 1:06:08; 3 Julius Koskei, Kenia 1:06:24, el mejor guatemalteco fue José Carlos González que terminó en el cuarto lugar, fue impresionante verlos pasar, vuelan y hasta los participantes nos convertimos en espectadores.

El podio femenino quedo en su totalidad para Kenia, 1. Vicoty Chepngen, 1:13:23; 2. Caroliine Kiptoo, 1:16:03; 3. Sheila Chesang, 1:18:25, tiempos records que incentivan a todas las mujeres que practicamos este deporte a dar lo mejor de cada una, en esta rama el mejor lugar para Guatemala lo obtuvo Blanca Orozco con el quinto lugar.

El clima húmedo favorece sin embargo el calor por recorrer 21 kilómetros se hace presente, la ruta Cobán-Carcha-Cobán es una ruta fuerte a pesar de que no hay subidas tan pronunciadas la línea recta de la carretera al final nos parece interminable, a partir del kilómetro 16 todos los corredores promedio sentimos eternos esos últimos cinco pero como nos encanta el deporte soportamos ese dolor, cansancio, sudor, hambre, sed, nervios todo lo que nos provoque la emoción de conquistar una media maratón más en nuestra vida de atleta.

En Cobán gran cantidad de pobladores se alegran de vernos correr, es para mí sin duda, la carrera donde mayor aceptación tiene el atletismo, en cada calle hay espectadores, ofreciendo hidratación, agua, suero, bebidas rehidratantes, fruta; para darnos ánimos sacan tapaderas de ollas, este año vi a un joven tocando su tambo plástico simulando un tambor, las chicas de la Fundación para el desarrollo y educación de la mujer – Fundemi Talita Kumi- (en arameo significa: Niña levántate) siempre ofrecen una coreografía con su tradicional y vistoso traje nos refrescan ese tramo del recorrido en la entrada a San Pedro Carcha.

Vivimos esta fiesta cada año y siempre regresamos con la sensación de la primera vez, los nervios que nos regala una media maratón y la alegría de compartir con muchos amigos atletas de todo el país y extranjeros, este 2019 se terminó de formar la palabra Cobán letra a letra se armó el rompecabezas con las medallas, sin embargo eso no implica que no querramos regresar a conquistar las tierras norteñas del país porque Cobán es Cobán, porque para los amigos por las carreras nada nos detiene no es solo un eslogan sino una forma de vida.

Sera entonces hasta el 2020 que regresaremos a disfrutar del asfalto cobanero y esta vez sin publicidad política que no está demás mencionar vimos en este año durante el recorrido.