CLXXIV Aniversario de la Independencia dominicana

Raisy Senois: Licenciada en Comunicación Social, de la Universidad O&M de República Dominicana, maestría en Periodismo de Investigación, Corresponsal de Comentarios y Variedades, Radio HIJB de Santo Domingo, presentadora del programa de TV, Medicina y algo más, Conferencista Internacional, directora de la revista impresa Reflejos y de revista digital Reflejosnews “El Espejo de la Comunicación”-

Los dominicanos estamos de fiesta, las calles se visten de rojo, blanco y azul y las personas a ritmo de comparsas bailan un merengue que indica la celebración de nuestra Independencia Nacional; un día como hoy se declaró a República Dominicana como un Estado Libre y Soberano.
Este festejo coincide con el carnaval dominicano, agregando más alegría, música y colores que nos hacen recordar que la libertad es el privilegio más grande que pueden tener todos los ciudadanos; el 27 de febrero causa expectativas en el pueblo dominicano no solo por la celebración de la independencia, sino porque también es el día que el presidente hace su rendición de cuentas.

El 174 aniversario ocurre momentos en que la tensión República Dominicana-Haití se encuentra en un alto nivel, recordando precisamente que la nación dominicana estuvo sometida a este último país durante 22 años; este puede ser otro tipo de invasión, aunque hay que reconocer que todos los países sin importar en qué lugar geográfico se encuentren, tienen inconvenientes con la nación vecina.

El pueblo dominicano siempre se ha caracterizado por su hospitalidad y alegría, pero el 27 de febrero estas virtudes se multiplican, los centros educativos con bandera en mano, los estudiantes llevan en sus rostros los colores patrios, mientras que el carnaval en Santo Domingo engalana sus calles con el tradicional  personaje  Roba la Gallina, hacen un recorrido que sorprende a quienes por primera vez visitan el país y tienen la grata experiencia de ver dos celebraciones en una, poniendo de manifiesto que República Dominicana en definitiva es tierra bendita por Dios.

Por ello, sin importar el lugar donde se encuentren los dominicanos, colocan frente a su vivienda una de las banderas más linda del mundo, indicando que hoy estamos de fiesta.
¡Que viva República Dominicana, hoy, mañana y siempre!