Comapa contra la desnutrición

Silvia Alaya; Licenciada en Comunicación Social con maestría en Comunicación Organizacional de la Universidad de San Carlos de Guatemala, experta en protocolo ceremonial, en comunicación institucional y relaciones públicas, actualmente trabaja en el Viceministerio del Deporte y Recreación.-

Comapa contra la desnutrición

Hace un año inició este proyecto una carrera por los niños que padecen desnutrición… es de conocimiento general que este mal afecta a todo el país hay áreas muy marcadas, entre estas encontramos al municipio de Comapa, en el departamento de Jutiapa en la región oriental del país.
Tristemente la población más afectada es la niñez, y el problema de desnutrición ataca en este lugar, es por ello que varios comapences, entre ellos Santos Martínez, decidieron realizar por segunda vez, una carrera de 10 K, para que todo lo aportado se invirtiera en la recuperación de niños, (15 ya recuperados de desnutrición) tras la inscripción que en realidad es simbólica Q60.00 se debía donar víveres, ropa y juguetes y la respuesta por segundo año se hizo presente con nuestro equipo “Amigos de las carreras”
No tengo el cálculo de cuantas personas llegamos de la capital, no soy muy buena en esto, al final se contabilizaron 700 participantes, y el bus para el equipo iba repleto, varios nos fuimos parados por ratos, y otros optaron por viajar en su vehículo, el viaje como era de esperarse fue de relajo total, del bueno, entre bromas, risas y las respectivas fotos nos enfilamos a Jutiapa, alrededor de las 7:30 am, predominaba la poderosa amarilla, acompañada por supuesto de sonrisas incomparables.
Al llegar a Comapa se hizo entrega de las donaciones, agradecimiento más que especial para Lucky AC que lindo detalle solo demuestra tu gran corazón, recibimos la playera de la carrera, recibimos las últimas instrucciones, luego la oración inicial y arranco la evento, iniciamos bajo una intensa llovizna que al filo del kilómetro 3 se convirtió en un fuerte aguacero, el torrente en la carretera, preocupaba debido al terreno quebrado, subidas y bajadas pronunciadas y encima empapados fue un reto extremo, pero ni un solo atleta pensó, mucho menos pidió, se cancelara el evento, al contrario, la sonrisa de los niños que en sus ojos demandan ayuda, imagen pegada en nuestra mente, nos inyectaba energía y fuerza.
Y a pesar de ello todos, desde los elites hasta los participantes más perseverantes terminamos la carrera, bajo la lluvia con los tenis empapados todos cruzamos con una sonrisa el arco de la meta, aquí cabe mencionar a Elvia González, no se rindió pese a estar empapada con paso firme y seguro fue la última en cruzar la meta y eso solo lo hacen los campeones, su esfuerzo fue reconocido, tiene el bien merecido trofeo por ser la más perseverante.
Bien dice que la vida es un espejo y lo que das recibes, dimos gustosamente un pequeño grano de arena, inscribiéndonos, llevando la minina donación a cambio Comapa nos devolvió, amor, alegría, un recorrido rodeado de mucha naturaleza y porque no decirlo, súper hidratados (agua bendita, salidita del cielo) y eso es lo más valioso en esta vida, lo que se impregna en el corazón, podríamos decir seguimos en deuda con Comapa.
Esta carrera se convirtió en la más extrema, los que no estamos acostumbrados, como es mi caso, a correr bajo la lluvia, tuvimos que redoblar esfuerzos, y justo con mi alergia al frío, fue una batalla fuerte, los pies empapados y la ropa chorreando no fueron impedimento para cruzar el arco y gritar en la meta lo logre, que vivan los niños de Comapa, que vivan felices y de ser posible en un futuro sin rastros de desnutrición.
Fue la aventura más fría de las carreras que he realizado, todos temblando pero felices de lograr un reto más, aquí no hubo medalla de metal, la mejor medalla fue ver a un pueblo unido y feliz de saber que no están solos sino que hay mucha gente que los apoya, es sin duda la mejor primicia que portamos los que participamos y disfrutamos de la segunda carrera de Comapa.
El clima en esas tierras es normalmente nublado, el año pasado solo nos acompañó la llovizna, este año no vimos el sol de Jutiapa, solo lluvia y mucho frío, en realidad este tema pasa a segundo plano cuando nos sentimos útiles para nuestros semejantes, en este caso para los niños que son el futuro del país, por lo tanto queremos y debemos luchar por un futuro, fuerte y feliz.
Agradezco a una gran corredora de corazón Lady Nix conocida como Moshito quien nos visita desde Santa Lucia Cotzumalguapa, Escuintla, este domingo su viaje se extendió hasta Comapa, gracias por ese detalle, colaborar para esta causa nos llena de orgullo y lo que ella hizo mucho más “que lujo” dice el dicho popular que porte la poderosa amarilla.
Cuando las acciones buenas se riegan como pólvora, es grandioso ver cuántas personas se unieron tal es el caso de nuestro invitado de honor, Luis Mejicanos este hermano runner pertenece al equipo de 4X4 Runners a quienes les queremos mucho, se unió e iba feliz de ir a aportar para los niños de Comapa, mil gracias por demostrar con acciones tu cariño para este equipo, para los niños, para el país.
No solo corremos como locos, somos locos corriendo pero muy felices, porque el correr nos ha demostrado cuan útiles a nuestra sociedad podemos ser y que aportando nuestro granito de arena veremos cambios necesarios, únase a una familia de corredores y realicen actividades como está porque corriendo somos libres, una persona libre es feliz, y una persona feliz comparte con sus semejantes, bienestar.
Comapa, Jutiapa, te volveremos a ver y cada año con menos niños afectados al contrario con más niños sanos y muy felices!!!