Defendamos la libertad de expresión…digamos ¡No a la censura!

Raisy Senois: Licenciada en Comunicación Social, de la Universidad O&M de República Dominicana, maestría en periodismo de Investigación, corresponsal de Comentarios y Variedades, Radio HIJB de Santo Domingo, presentadora del programa de TV, Reflejos con Raisy Senois, conferencista Internacional, directora de Reflejos y de revista digital Reflejosnews “El Espejo de la Comunicación” escritora, actualmente promocionando su novela “Psicosis en Panajachel”.-

Defendamos la libertad de expresión…digamos ¡No a la censura!

La nota relevante de esta semana le correspondió a la diputada por Chimaltenango Eva Nicolle Monte; quien presentó una iniciativa de ley proponiendo reformas al código penal decreto número 17-73 del Congreso de la República secundada por Estuardo Galdámez representante de Quiché y su madre Delia Bac de Monte, también de Chimaltenango, el cual quedaría literalmente:

Artículo 407 P. “Acoso político. Quien o quienes realicen actos de presión, persecución y hostigamiento a las personas postulantes, electas, designadas o en el ejercicio de la función política; durante o después del proceso electoral, por cualquier medio de difusión y/o en plataformas digitales, con la finalidad de impedir el ejercicio de su derecho político o induzca a tomar decisiones en función de su cargo en contra de su voluntad, sus principios y de la ley; será sancionado con prisión de dos (2) a tres (3) años e inhabilitación para ejercer cargo público por un período similar al de la condena”.

Es una ponencia a todas luces demagógica e inconstitucional, pues la mismísima Constitución de la República en el Artículo 35.- Libertad de emisión del pensamiento. Dice: No constituyen delito o falta las publicaciones que contengan denuncias, críticas o imputaciones contra funcionarios o empleados públicos por actos efectuados en el ejercicio de sus cargos.
No obstante el artículo 65 de la constitución instruye a redactar una Ley específica de la Libre Emisión del pensamiento y en el artículo 35 de la misma dice textualmente: Artículo 35. No constituyen delito de calumnia o injuria los ataques a funcionarios o empleados públicos por actos puramente oficiales en el ejercicio de sus cargos aun cuando hayan cesado en dichos cargos al momento de hacérseles alguna imputación.
De tal manera que los políticos latinos deben abstenerse de vulnerar el libre albedrio en aras de proteger sus malversaciones y actuaciones reñidas con la ley pretendiendo amordazar a los medios de comunicación ya sea, radiales, televisivos o escritos y ahora también por las redes sociales, los periodistas debemos defender la libertad de expresión, porque esta no es inherente solo a los comunicadores, sino a todo ser humano que goza de libertad…

El descaro de algunos políticos por ocultar sus hechos de corrupción, los lleva a crear estrategias de evasión perdiendo la vergüenza y faltándole el respeto a la inteligencia de sus electores, como el caso de las diputadas Delia Bac y su hija Eva Nicolle Monte con el caso de inventar una aldea inexistente para construir una calle de concreto hasta la entrada a su propiedad con un costo de 19 millones de Quetzales que salen del erario público, de nuestros impuestos, la aldea El Paxtal de Sumpango Sacatepéquez no existe, jamás ha existido más que en la mente de estas diputadas y todavía tienen el descaro de tratar de callar la opinión pública en complicidad del diputado quichelense Estuardo Galdámez que también tendrá una larga cola más larga que los barriletes de Sumpango; que es el momento para que las entidades de prensa unan esfuerzos en defensa de los derechos de los periodistas latinoamericanos en el ejercicio de su profesión…
No permitamos jamás una mordaza, porque el periodismo libre garantiza un pueblo bien informado.