El miedo, la vergüenza y expropiación…

Raisy Senois: Licenciada en Comunicación Social, de la Universidad O&M de República Dominicana, maestría en Periodismo de Investigación, Corresponsal de Comentarios y Variedades, Radio HIJB de Santo Domingo, presentadora del programa de TV, Medicina y algo más, Conferencista Internacional, directora de la revista impresa Reflejos y de revista digital Reflejosnews “El Espejo de la Comunicación”-

El empoderamiento de los ciudadanos centroamericanos en especial los guatemaltecos, se ha convertido en el dolor de cabeza de los gobernantes latinos, cada día por estos lados las noticias de apresamientos a políticos, empresarios, jueces, etc., son el más vivo ejemplo que el pueblo es quien manda.
El miedo, la vergüenza y expropiación de bienes son parte de la angustia a la que se ven expuestos quienes, según el Ministerio Público tienen cuentas pendientes, algunos vecinos del hemisferio tratan de engañar a las personas hablando de inestabilidad política, pero en el fondo los arropa el temor que sus ciudadanos abran su mente y entiendan que el poder está en sus manos.
En Guatemala la noticia sobre la detención del ex presidente Álvaro Colom y parte de su gabinete no causó revuelo, pues todo el mundo se esperaba que en algún momento esto sucediera, sin embargo, cuando se da una mirada a otros países de habla hispana, no hay que ser un gurú en política para saber que sus gobernantes los tienen zaqueados, manejando el patrimonio nacional como una alcancía personal, la gente los escucha y el asunto no pasa de unos cuantos memes.
Es común escuchar bromas sobre la raza indígena que predomina en Guatemala, pero muchos quisieran la valentía y el valor de reclamar sus derechos como lo hacen los guatemaltecos, donde la unidad no se evidencia tomando guaro, pero si las riendas del país, las bromas, una buena música o la risa no llenan el estomago ni menos se convierten en dinero para la compra de medicamentos, por ello, sin importar qué digan los demás, el País de la Eterna Primavera siempre continuará con una economía en repunte porque sus ciudadanos no se entretienen con el pan del circo y a la hora que su dignidad ciudadana se ve afectada salen a las calles hasta el punto de provocar una renuncia presidencial.

Ahora le tocó a Honduras con el apresamiento de la ex primera dama , obviamente se deben analizar muchos factores porque para nadie es secreto, los conflictos y la pelea por interés que generó la reelección, pero también están demostrando que los políticos no gozan de una inmunidad eterna o que se traspasa de generación a generación, los demás países deberían entender que aquellos que se le compruebe un delito sin importar quien sea, debe recibir las sanciones de la ley, con el pueblo velando para que no se convierta en una novela de teatro con buenos actores y un final feliz.