En Guatemala… ¡Feliz Día del Tipógrafo!

Rafael Hernández Cabrera, relacionista público miembro de CONFIARP (Confederación Interamericana de Relacionistas Públicos) escritor y periodista miembro de APG (Asociación de Periodistas de Guatemala) columnista y conferencista internacional.-

 

La comunicación a pesar de los avances tecnológicos que ha vivido a través de los años, no puede desligarse de sus inicios, si bien es cierto la tipografía evolucionó a la litografía, aún hay  quienes conservan los viejos linotipos (lingotes de plomo con forma de letras) luciendo en empastados  de lujo aunque ya estemos en plena era digital.

Hoy 13 de mayo, se festeja el Día del Tipógrafo un oficio que data de 359 años, cuando Guatemala se convirtió en la cuarta ciudad en América en tener su imprenta propia, adquirida a un costo de $1538.00 (pesos de la época) solo después de México DF, en el año 1539, Lima Perú 1584, Puebla México 1640 y el 16 de julio de 1660, el Obispo Fray Payo Enríquez de Rivera  introdujo la primera imprenta, siendo el primer operador don José de Pineda Ibarra.

En México desde el año 2002, festejan el 25 de septiembre como el Día del Tipógrafo, algunos medios lo nombran el Día del Empleado Gráfico acercándolo más a la realidad, pues incluye reporteros, diagramadores, fotógrafos, redactores, correctores, editores, encuadernadores, los que cortan, doblan o compaginan  y todos los que de una u otra forma son parte de un periódico o editorial incluyendo a personal administrativo, aunque pareciera que ya nadie se acuerda de esto…

Luego entonces surge la incógnita ¿Desapareció el oficio de tipógrafo?, de ninguna manera, todos los que nos dedicamos a emborronar cuartillas desde la vieja Rémington hasta el sofisticado teclado digital, estamos tecleando “tipos” así que ¡no me vengas con esos cuentos! Somos tipógrafos a mucha honra y nada ni nadie podrá amordazar  bajo ninguna circunstancia a quienes redactamos noticia o hacemos opinión cada quien desde nuestra perspectiva…

La imprenta original evolucionó como lo ha hecho el automóvil, de aquel viejo carretón que alcanzaba una velocidad de 10K por hora, hasta los bólidos de fórmula 1, sin dejar de ser automóvil como lo ha hecho la agricultura u otras instituciones, todo tiene el derecho de prosperar sin verse obligado a cambiar nombre.

Si bien es cierto el viejo invento de Johann Geinsfleich  Gutenberg  (1334 a 1397) que se extendió en Europa antes de llegar a América, consistía en fundir caracteres de metal ajustados con precisión y que en 1454 imprimió su primer libro  “La Biblia”, es la base de los medios escritos, como “La Gazeta de  Guatemala” en 1729   pasando por los principales medios escritos hasta llegar a la era digital que hoy día compite en prontitud aunque algunos no lo hagan en veracidad.

En conclusión, seguimos fieles a los principios del tipógrafo, a ese postulado en defensa de la libre emisión del pensamiento, de esos hombres que en  mayo de 1948  aglutinados en el sindicato de las Artes Gráficas convocaron a un paro   solicitando sus prestaciones, quedando pactadas en la Inspección de Trabajo el 13 de mayo de ese año dando inicio a esta celebración incluyendo asueto para los comunicadores en el ejercicio de su profesión o el pago doble a quien labore este día.

En la actualidad con los avances tecnológicos, podría decirse que el oficio del tipógrafo artesanal ha mermado, los medios de información digital ganan terreno debido a la inmediatez y accesibilidad del individuo a  las redes sociales o al internet, pero los periodistas de profesión, escritores, poetas y poetizas; hombres y mujeres que tecleamos el pensamiento, para informar a la población, seguimos siendo tipógrafos, así que  no me resta más que desearles a todos los colegas en todo el mundo…¡Feliz día del Tipógrafo!