Farandula

Breve Biografía de Ricardo Arjona

Édgar Ricardo Arjona Morales hijo del profesor Ricardo Arjona Moscoso(QEPD) y Nohemí («Mimi») Morales de Arjona(QEPD); nació en Jocotenango, Sacatepéquez, Guatemala, el 19 de enero de 1964, tiene dos hermanas Ingrid y Verónica Arjona Morales, aprendió sus primeros acordes bajo la dirección de su padre quien le regaló su primera guitarra a los 7 años, la que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros; recién cumplidos los doce años, participó en el concurso Festival Infantil Juventud 74, el cual ganó con la canción «Gracias al mundo», una tema original de su padre, un docente muy querido en su pueblo natal, el siguiente año volvió a ganar con otra melodía de su padre y a los 13 años escribe su primera canción titulada «Esa es mi barca» con la que gana por tercera vez el Festival Infantil Juventud de canciones inéditas.

Gran parte de su niñez y adolescencia la vivió en la ciudad capital y aunque inició sus estudios superiores en la facultad de Arquitectura, abandonó sus estudios, becado en una de las mejores universidades de Guatemala por otra de sus grandes pasiones, el Baloncesto, jugó para los clubes, LEONES DE MARTE y TRIAS, como seleccionado Nacional de Guatemala ostenta el record de mayor encestador con 78 puntos anotados en un solo partido, en una gira por Centroamérica. Se dice que el record fue superado recientemente, pero no tuve acceso a ese dato oficial.

Previo a la grabación de su primer disco y mientras cursaba sus estudios universitarios en la Escuela de Comunicación de la USAC, fue docente en la escuela primaria Santa Elena III al igual que su padre impartió todos los grados de primero a sexto (si entre los lectores de ReflejosNews se encuentra algún ex alumno de Ricardo Arjona, agradeceremos comunicarse a Redacción)La música de Arjona varía desde pop latino, rock, acordes afroamericanos, hasta el estilo vernáculo con una mezcla de tejano y norteño; es su propio arreglista, productor musical, compositor músico y cantautor; es el máximo embajador del arte guatemalteco Ricardo Arjona nunca ha ocultado su admiración por poetas como Pablo Neruda y Gabriel García Márquez y cantautores de la talla de Silvio Rodríguez, Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat y Charly García .
Afirma en su autobiografía que nunca quiso ser cantante, pero en la actualidad es considerado uno de los más exitosos cantautores de Latinoamérica y ha vendido más de 35 millones de discos a lo largo de su carrera.
Sus canciones abordan temas de amor, desamor, racismo, secuestro, violación, inmigración, psicología, prostitución, atentados, religión, política, historia, su rima exquisita lo hacen un verdadero poeta moderno de la canción.

En 1988 participa en el Festival OTI realizado en Argentina y ya no vuelve a su país, Se queda a vivir en Argentina por un tiempo, lo cual le trae críticas despiadadas, cantaba en el Piano Bar de un hotel, luego pasaba luego a cantar en otro bar cercano, además de hacerlo también en la calle Florida, donde los artistas callejeros de la zona presentaban su propia producción; regresó a Guatemala pero dejó muchos amigos en Argentina.

En 1989 decide partir a España, pero en la ruta a Europa, es obligada la escala en el aeropuerto Internacional de México, teniendo que hospedarse en un céntrico Hotel, ahí decidió prolongar su estadía pasando luego a un Pizza Hotel, convirtiéndose en un asiduo visitante del Bar La Cucaracha ubicado en la zona rosa; estiró tanto su escala, que México terminó convirtiéndose en su nueva casa y en un reto para su proyecto.
El primer año fue difícil para Arjona, puertas cerradas, exigencias extremas, como pedirle diez composiciones para grabarle una, parecía que el éxito se le escapaba de las manos, así que decide componer para otros artistas, por la necesidad de ganar el sustento diario.

Su primer éxito “La mujer que no soñé” en la voz de Eduardo Capetillo se convierte en el tema de la telenovela Alcanzar una estrella, donde le dan un papel como actor.
Finalmente Sony Music, después de haberlo rechazado en dos oportunidades, graba su álbum Animal Nocturno que le da el espaldarazo internacional.

Aunque debemos recordar que ya en el 85 con solo 21 años habia grabado con PollyGram “Déjame decir que te amo”, produjo la canción “S.O.S rescátame” su segundo álbum de estudio, y “Jesús, verbo no sustantivo” que le dio un relativo éxito y reconocimiento en Latinoamérica y Estados Unidos, pero México seguía siendo la asignatura pendiente, hasta la producción de Animal Nocturno que se encargaría de abrir las puertas que tantas veces habían cerrado en sus narices.
De ahí en adelante las giras, presentaciones en vivo, entrevistas en medios importantes, los premios y reconocimientos llegaron al por mayor; el triunfo que al inicio pareció tan escurridizo…habia llegado para quedarse.
Después de Animal Nocturno, llega “Si el Norte fuera el Sur” y “Sin daños a terceros”; para ese entonces el éxito de Eduardo Capetillo que se había mantenido en los primeros lugares de popularidad, hace que otros importantes intérpretes lo busquen como compositor: “Tan solo una Mujer” para Biby Gaitán (esposa de Eduardo) “Detrás de mi Ventana” uno de los mayores éxitos de Yury que se mantuvo en la cúspide alcanzando la primera posición durante tres semanas en Hot Latin Songs en los Estados Unidos y así los éxitos siguen hilvanándose uno tras otros ya fuere en su cada vez cotizada voz o en la de otros cantantes de trayectoria.

En 1992, el famoso conductor del programa “Siempre en Domingo”, Raúl Velazco, lo invita a se presente en un masivo de su programa musical, realizado en El Salvador, muchos buses fueron en excursión para ver a Arjona cantando los temas “Mujeres” y “Quién diría” del álbum Animal Nocturno, que vendió más de 500,000 copias.
Luego vendrían “Del otro lado del sol” quizá su álbum menos exitoso, ”Trópico” (recopilatorio), “Historias” del cual se vendieron más de dos millones de copias en Latinoamérica, con múltiples discos de oro y cuádruple de platino en Argentina donde es uno de los cantantes más queridos.
Luego vendría “Galería Caribe” del cual el propio cantautor dijo textualmente: “viví enamorado de la música del caribe desde mi infancia”, “Santo Pecado” y “Adentro” también constituyeron un éxito rotundo, “Lados B” una recopilación de canciones que no habían tenido tanta aceptación, fue motivo de crítica, sin embargo en México logró un disco de oro, por sus ventas. “Acompáñame a estar solo” “Quien dijo ayer” son otro triunfo discográfico, después vendría “Quinto Piso” y “Simplemente lo mejor” una recopilación de éxitos anteriores, “Independiente” otro de sus álbumes también de gran aceptación. Su gira Metamorfosis world tour rompe muchos record en Latinoamérica, en la provincia de Mendoza en Argentina reunió 24,000 personas, rompiendo el record que ostentaba Luis Miguel desde 10 años atrás, en su natal Guatemala durante dos días llenó a reventar el Estadio Mateo Flores (Ahora Doroteo Flores Guamuch) convirtiéndose en el único artista capaz de realizar tal proeza.

Sus actuaciones en Viña del Mar, no tienen parangón, más de 35 conciertos en el Luna Park de Argentina y muchas anécdotas regadas por el mundo en sus giras que han abarcado toda Latinoamérica, Estados Unidos y Europa son su carta de presentación.
Actualmente realiza su más reciente gira mundial con “Circo Soledad” su decimoquinto álbum lanzado el 21 de abril del 2017 del cual se desprende “Ella” y “Remiendo al corazón”
De su primer matrimonio con Leslie Torres una bella portorriqueña que conoció en su estadía en Argentina en 1988, nace su hija Adria Arjona,(1992) (actualmente incursiona como actriz en la televisión y en el cine norteamericano) en legalmente separados, ya que 1994 nace Ricardo, su segundo hijo, diez años de matrimonio terminan en separación en 2005 con 3 años peleando la custodia de sus hijos en un proceso en el que Leslie lo acusa de violencia.
Desde el 2010 se une sentimentalmente a la modelo venezolana Daisy Arvelo, madre de su tercer hijo: Nicolás, quien a su corta edad ya muestra las manchas del tigre.
Con su fundación “Adentro” construyo la primera escuela de su propio peculio, en honor a su madre, y con el apoyo de Pepsi construye la segunda en Alotenango, Sacatepéquez.
Entre los múltiples reconocimientos recibió de manos del Presidente Ramiro de León Carpio, la orden Rafael Álvarez Ovalle y en el mandato de Otto Pérez Molina “La orden del Quetzal”, la cual devolvió cuando se destapó la olla de corrupción que llevo al gobierno patriota a dimitir.
Sus giras siempre provocan llenos completos donde quiera que se presente, pero lo que lo hace realmente un artista diferente es su obra social que lo convierten en un ser excepcional y humanitario; Ricardo Arjona es el máximo exponente de la música guatemalteca sintiéndose orgulloso de ser chapín, convirtiéndose en nuestro embajador en todo el mundo. (Redacción)