Florida, 1º de Julio y Santa Marta en Carrera de Invierno

Silvia Alaya; Licenciada en Comunicación Social con maestría en Comunicación Organizacional de la Universidad de San Carlos de Guatemala, experta en protocolo ceremonial, en comunicación institucional y relaciones públicas, actualmente trabaja en el Viceministerio del Deporte y Recreación.-

Hace 52 años fue inaugurada la popular colonia Primero de Julio de la zona 5 de Mixco y la Carrera de Invierno que abarca las colonias vecinas Santa Marta y La Florida con 12 kilómetros de recorrido llega a su primer quinquenio.

La peculiaridad de esta carrera radica en su pintoresco paisaje cada casa con su colorido propio, la salida es del mercado principal por todo el bulevar del final al inicio de la colonia, luego enfilamos a la colonia vecina Santa Marta, al retornar pasamos por la colonia La Florida y de nuevo entramos a la Primero de Julio, nos toca correr con mucha precaución por dos motivos, la baja cantidad de participantes y el no cierre de las calles.

Fueron pocos los espectadores, pero aplaudieron a rabiar dando animo a nuestro paso, los organizadores se preocuparon de tener hidratación en  puntos clave y unos agentes de Emixtra nos acompañaron durante el recorrido, iniciamos sobre la quinta avenida y el final fue sobre la séptima en la meta respectiva.

El domingo 2 de junio nos reunimos en el punto, adornaban la salida los trofeos para los ganadores de las diferentes categorías y dicho en buen chapín que “chilero” que nos acompañara una marimba orquesta, el ambiente fue diferente porque algunos bailamos al compás del instrumento nacional como parte del calentamiento, mientras que los más disciplinados hicieron calentamiento normal, estirar los músculos es finalmente el objetivo.

Después de las instrucciones arrancamos, saliendo primero las mujeres y dos minutos después los hombres, los chicos al primer paso nos alcanzaron, de allí en adelante cada atleta tomo su paso y a conquistar la ruta.

Es increíble que en un proyecto pequeño pero constante llegarán personajes reconocidos  de esta disciplina y como era de esperarse se lucieron con tiempos muy buenos para un recorrido exigente, subidas y curvas pronunciadas.

Tiempos de 47 minutos se presentaron en esta competencia al final cruzamos todos los inscritos la meta sin novedad alguna, aplaudimos desde que llegamos hasta el último que cruza la línea blanca que nos indica que hemos conquistado otra meta acumulando más kilómetros a nuestra vida.

Antes, durante y después las fotografías no faltan, además el mercado nos ofreció un parque donde los columpios fueron el lugar preferido para algunos niños y otros no tan niños, de premio algunos tomaron atol arroz con leche, esta delicia tradicional, por esos detalles tan populares es que deseamos de corazón que esta carrera perdure y que con el pasar de los años se convierta en una tradición, mientras tanto esperamos regresar a la sexta edición, si Dios nos concede la vida y la salud, para seguir practicando nuestro deporte favorito.