Guatemala elige nuevo mandatario

Raisy Senois: Periodista y escritora, Licenciada en Comunicación Social, de la Universidad O&M de República Dominicana, maestría en Periodismo de Investigación, Corresponsal de Comentarios y Variedades, Radio HIJB de Santo Domingo, presentadora del programa de TV, Reflejos con Raisy Senois,, Conferencista Internacional, directora de la revista Reflejos, actualmente promocionando su libro Psicosis en Panajachel.-

En medio de confusas expectativas, en  Guatemala se realizó la segunda vuelta electoral, demostrando  el poder del voto de castigo a pesar del alto nivel de abstencionismo (casi 60 %) que evidencia el descontento de los guatemaltecos hacia la clase política y al proceso electoral.

El desconcierto aún continúa en la población y no precisamente por la transición de mando que ocurrirá el 14 de enero a las 14 horas, pues en esta ocasión en lugar de dos meses para preparar el relevo de mando, habrá 5 meses que podrían marcar la diferencia en acción y en intención.

La Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), podría convertirse en un potente opositor para el gobernante electo o por el contrario lograr dividir si el TSE elimina a la organización política de Sandra Torres, quedando demostrado  que Guatemala  no está preparado para ser gobernado por una mujer, como lo externé en mi artículo anterior generando polémica, los  diputados  sin su partido que los llevó al poder quedarían  en la llanura obligados a emigrar a otras bancadas reviviendo el transfuguismo que parecía erradicado.

Para Giammattei ser el próximo presidente de Guatemala, es un reto ante una población que a veces se deja dirigir por emociones y en otras por la furia del pasado, sin embargo para Torres haber perdido  representa el peligro de enfrentarse a las acusaciones sin antejuicio, de la mano con la desaparición política de un partido que lleva casi dos décadas a pesar de Guatemala no poseer una cultura partidista largoplacista, contrastando con sus vecinos El Salvador con Arena sobrepasando las 3 décadas o en México el PRI aproximándose a un siglo, no se diga en el Caribe donde la ideología partidista es arraigada por costumbre ancestral.

El Tribunal Supremo Electoral, como el ente oficial declaró como ganador absoluto al Dr. Alejandro Giammattei quien se impuso con un 61 % ante Sandra Torres con un 39%.

Giammattei, médico de profesión,  también es conocido por haber sido el director del Sistema Penitenciario en Guatemala en los años 2005 y 2007, también por su participación política y activismo en organizaciones no gubernamentales.

Confiando en  la planificación de su equipo  sentando las  bases para realizar  un trabajo donde  Guatemala logre  concretar proyectos para la exportación agrícola y ganadera, crecimiento en el sector turístico, certeza jurídica para la inversión extranjera, pero teniendo claro que Guatemala no necesita un presidente como Manuel López Obrador o como Nayib Bukele, porque cada país es diferente, requiere de un representante que conozca el sistema político, económico y cultural de una nación que luche por reducir índices de violencia escandalosos, contra la discriminación y la corrupción pero   conservando características muy propios de nuestra idiosincrasia aún con la cercanía con México y El Salvador.

El pueblo debe darle el beneficio de la duda, confiar que durante sus 4 años de gobierno devuelva la credibilidad en el sistema político, obligado a darle paso a la juventud con nuevas opciones en el liderazgo, para que en las próximas elecciones haya menos abstencionismo y superemos el 80 % de participación ciudadana en las urnas.

Esa será una muestra,  entre otras cosas, de un trabajo bien realizado en beneficio de nuestra querida Guatemala.