México entre la espada y la pared…

Raisy Senois: Licenciada en Comunicación Social, de la Universidad O&M de República Dominicana, maestría en Periodismo de Investigación, Corresponsal de Comentarios y Variedades, Radio HIJB de Santo Domingo, presentadora del programa de TV, Reflejos con Raisy Senois, Conferencista Internacional, directora de la revista impresa Reflejos y de revista digital ReflejosNews “El Espejo de la Comunicación” periodista y escritora.-

México entre la espada y la pared…

Sin importar lo duro y riesgoso del camino, mucho menos que el gobierno de Jimmy Morales anunciara que no se les dejaría ingresar al país, más de tres mil hondureños cruzaron la frontera de Guatemala en su camino rumbo a Estados Unidos, desde el 13 de octubre que se inició el éxodo más grande de la historia reciente, solo comparable a la salida de Israel del territorio egipcio buscando la tierra prometida; a diferencia del pueblo de Dios, el hondureño va tras el sueño americano.
El crimen y la impunidad, más que la corrupción, es una amenaza real y Honduras es el único país centroamericano que tiene dos ciudades en el ranking de las “más violentas del mundo”. San Pedro Sula y el Distrito Central ocupan los puestos 25 y 35, con una tasa de homicidios de 51.18 y 40.00 respectivamente
Desde el golpe de Estado de 2009 destituyendo a Manuel Zelaya, el país se hundió en una crisis política, para colmo, el año pasado un escándalo de corrupción en el Seguro Social hondureño motivó la captura de más de 40 altos funcionarios de gobierno, pese a su responsabilidad en el caso, el gobierno de Juan Orlando Hernández resistió ante las marchas ciudadanas que exigían su renuncia, logrando su reelección el año retro próximo en una contienda que la ciudadanía calificó como un fraude electoral.

En la Segunda Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica, el gobierno de Donald Trump aprovechó para exigir cuentas a los mandatarios del istmo sobre su compromiso para frenar la migración a cambio de apoyo económico, Washington ha comprometido fondos por 2.600 millones de dólares para esos países que dadas las circunstancias actuales, podría ser frenada o cortada, trayendo consecuencias desastrosas.
El plan de los migrantes es llegar a la frontera de Estados Unidos y solicitar el asilo político. Sin embargo, si bien es cierto se han roto los protocolos migratorios de Guatemala, las razones humanitarias justifican el hecho, probablemente con México será diferente, pero no será tan fácil pues Donald Trump no permitirá su ingreso si no cumplen con los requisitos legales, aunque deba reforzar la frontera sur con el ejército.
La mayoría han pasado Guatemala y están a punto de ingresar a territorio mexicano, pese a la vigilancia extrema en la frontera, los últimos reportes indican que cientos de hondureños ya se encuentran en Ciudad Hidalgo, Chiapas, México y otros están en Ciudad Tecún Umán San Marcos, Guatemala donde la solidaridad de los guatemaltecos se pone de manifiesto llevando víveres, comida, bebida, hermanándose con la causa hondureña.
Mauro Verzzeletti, el sacerdote a cargo de la Casa del Migrante de la capital guatemalteca, dijo que tres millares de personas pasaron la noche en los tres albergues habilitados en la metrópoli.
Un hondureño, que se paró a un lado de una autopista en el departamento de Zacapa para pedir dinero, contó que dejó a su esposa y a sus cuatro hijos atrás y que huye de la pobreza y la violencia descontrolada en su país, su madre fue asesinada hace cuatro años y su hermano también fue baleado.
Hay muchas historias detras de cada migrante hondureño y a su paso por Guatemala, han dejado una estela de indignación por un régimen corrupto, pero también de lástima y dolor tanto por los menores como ancianos que solo son víctimas de las circunstancias.
La política migratoria mexicana es diferente a la del Triángulo Norte que permite el tránsito por los tres países (Guatemala, El Salvador y Honduras) con solamente un documento de identificación (DPI) Pero México es la puerta de Norte América y requiere de visa de tránsito de turismo o de trabajo según el caso.

El tráfico de armas de Estados Unidos a México es otro de los temas que acalora la relación entre México y América Central, pues se tiene la certeza que parte del armamento que ingresa ilegalmente al país tiene como destino naciones en conflicto, como Honduras y Guatemala.
De tal manera que el éxodo hondureño no es el único tema entre México  y Centro América, en un momento trascendental para la política de los mariachis con la proximidad de un cambio con la salida de Peña Nieto y la llegada de López Obrador que deberá equilibrar las promesas de campaña con lo se que puede cumplir en materia de política externa, mientras tanto México queda entre la espada y la pared.(RS)