Salud

Dr. Carlos Paxtor. Egresado de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de San Carlos de Guatemala en 1987, postgrado de Pediatría y Neonatologia en el IGSS, Investigación Clinica in Tulane Medical Center, Louisiana 1992 a 1996, postgrado de Pediatría y Neonatologia en Arnold Palmer Hospital, Orlando, Florida, y Tod Children’s Hospital en Youngstown, Ohio. Actualmente en práctica privada en Sunshine Pediatrics, en Rock Hill, South Carolina y Neonatology/Hospitalist en Orangeburg Regional Medical Center, South Carolina.

Enfermedades Pulmonares:

Las enfermedades de los pulmones y vías respiratorias son muy frecuentes durante la época de invierno, las lluvias torrenciales comunes en la región provocan desarreglos que pueden ser de fatales consecuencias, por eso es recomendable estar listo para poder enfrentarlas con mayor éxito.
La afección respiratoria mas común, es el resfriado, o catarro, conocida en al ámbito médico como una enfermedad respiratoria superior porque afecta las vías superiores que son la nariz, oídos, y garganta, esta amerita un tratamiento de soporte, de preferencia con abundantes líquidos.
Los síntomas son intensos los primeros 3 días, luego empiezan a disminuir gradualmente y deben resolverse en 7 a 10 días, en este caso no debe darse antibióticos, puesto que esto puede no ser de mucha utilidad, y por lo contrario mata a las defensas de nuestro organismo, y crea resistencia a los antibióticos, lo cual posteriormente es un problema muy grave.

Esta enfermedad leve debe diferenciarse de la infección respiratoria inferior, que envuelve los bronquios y pulmones. En este caso hay mas probabilidad de tener dificultad para respirar, fiebres mas altas, y en algunos casos silbidos en los pulmones, descritos por los médicos como piidos y sibilancias, en estos casos hay que consultar a un especialista del tema para poder obtener el tratamiento oportuno y apropiado.
Yo personalmente no recomiendo auto medicarse, pues solo se logra disfrazar el cuadro y al buscar la ayuda médica pueden haber trastornos mayores, que pudieron evitarse e incluso hasta prevenirse.
Una enfermedad muy común durante el invierno es la Influenza, que no es nada más que un catarro más fuerte, que se acompaña de escalofríos y dolores musculares, y que debilita a la persona por lo menos por unos 3 días.

Es bien contagiosa y no responde bien a los medicamentos, también en niños pequeños y personas mayores puede provocar complicaciones como neumonía; lo aconsejable es tratarla como un catarro común y consultar ,si no hay por lo menos una mejoría parcial, después de 3 días seguidos de síntomas.

Sin lugar a duda, uno de los consejos más importantes es entender que la fiebre cuando esta presente, es un mecanismo de defensa que Dios nos ha proveído  para poder defendernos mejor de las infecciones, ya que agiliza la movilización de nuestro sistema de defensa para eliminar los microbios que nos están afectando.

Parar la fiebre debe ser nuestro gol, sino más bien hacer sentir mejor al paciente, en otras palabras, si el paciente se siente mejor, aun cuando permanezca con un grado leve de temperatura, esto es benefioso.

No debemos temer a la fiebre, sino entender lo que hace en nuestro cuerpo, obviamente, en los casos raros de convulsiones febriles, que únicamente pasan en niños de 6 meses a 5 años, que tienen una predisposición genética, pero eso es harina de otro costal.

El otro consejo importante es no tratar la fiebre con antibióticos, puesto que la mayoría de enfermedades respiratorias son causadas por virus, los cuales no responden a estos medicamentos, pero al darlos estamos matando a nuestros propios soldados biológicos, lo cual no tiene sentido.

Los antibióticos únicamente están indicados cuando hay un alto índice de sospecha de una infección bacteriana, lo cual es mas frecuente cuando hay neumonía, bronquitis, sinusitis, o también otitis media.

Así que en general para las infecciones respiratorias mas comunes que son las superiores, lo único recomendable es líquidos (todos los atoles de las abuelitas y agüitas son muy buenas en este sentido).
Luego esperar al menos tres días para ver mejoría, es indispensable visitar al médico de confianza o al centro de salud mas cercano si hay síntomas de dificultad respiratoria, no es recomendable recurrir al tratamiento con antibióticos, al menos que haya una indicación precisa para su uso.