Si heredamos el sistema, ¿Qué pasó con Latinoamérica?

Raisy Senois: Periodista y escritora, Licenciada en Comunicación Social, de la Universidad O&M de República Dominicana, maestría en Periodismo de Investigación, Corresponsal de Comentarios y Variedades, Radio HIJB de Santo Domingo, presentadora del programa de TV, Reflejos con Raisy Senois, Conferencista Internacional, directora de la revista Reflejos, actualmente promocionando su libro Psicosis en Panajachel.-

 

El Viejo Mundo, especialmente Europa, competía por expandir sus dominios no solo por acrecentar sus riquezas, sino por demostrar su poderío ante otras naciones, valiéndose de la navegación, de esa cuenta cuando los españoles llegaron al  continente americano  encontraron estructuras patriarcales  con una organización social jerárquica, una economía de trueque, que les permitía  conducir a los  nativos en un ambiente de paz relativa.

A la llegada de los europeos  todo cambió,   para bien  o para mal, sin embargo  cada conquista, como todo proceso en la vida  trae sus pro y contra, pero hay algo fundamental que trajo la conquista de América y fue la implementación de su sistema político que a través de la religión se adaptó a la idiosincrasia de una Europa que aventajaba  a civilizaciones con jerarquías establecidas  y súbditos, pero  no salían de ciertas creencias politeístas que en momentos  difíciles  se convertían en discrepancias para la toma de decisiones.

Los siglos de avances que llevaban los conquistadores, sirvieron para  imponerse en sociedades que hoy deambulan entre constituciones extractadas  de las europeas  y por ende con sistemas de gobiernos heredados, sin embargo Europa evolucionó y hoy en día cuenta con naciones sólidas que sirven de referencia económica y política ante  potencias como Estados Unidos de Norte América y de países asiáticos como China y Japón,

Creo que nos quedamos sin evolución política, con mañas del  siglo  XVI, con acciones tan horrendas que solo evidencian el secuestro de Latinoamérica, donde cada país tiene un grupo de dueños, quienes dominan  los tres poderes del estado, provocando que en América Latina éste sucediendo de todo, provocando que sus habitantes por razones económicas, sociales y de seguridad decidan  cruzar mares o fronteras terrestres, llegando a naciones donde son tratados como animales , sin que  su gobierno los defienda y solo se dediquen agachar la cabeza  porque en el sistema político aún persisten los señores feudales, los nobles, el clero y los siervos

Precisamente los siervos son quienes más trabajan para sostener  todo un sistema  basado en el pago de impuestos  pero sin retribuciones adecuadas en el sector educación, salud y economía; dando paso a que en América Latina surjan lideres populistas, donde dan la permanente apariencia de estar constantemente en campaña, a veces con ganas de decirle; heyy brother la campaña terminó ¡ya eres presidente!…

En Latinoamérica pareciera que se acabó el pan, pero permanece el circo sin que veamos la repercusión de un país con el Congreso militarizado porque se discute un asunto de reelección o en otras palabras como dice un reggaetón: “quítate tú pá ponerme yo” pero ahí va el insipiente  proletariado como el hijo rebelde de una familia acaudalada que los padres no encuentra la forma para que deje la mala educación que ellos mismos le celebraban cuando era pequeñito.

Un vistazo a los países del bloque, evidencian que todos sufren de los mismos males, algunos más profundos que otros; sobre todo los que se encuentran en pleno apogeo de campaña por la presidencia, ¡ahí es que todo se pone color de hormiga!  con acusaciones de fraude, un grupo apostando a la anulación de las elecciones para instalar a personas que por las urnas, jamás llegarían a ocupar tan honorifico y delicado puesto, mientras tanto la población espera resultados porque de la política depende todo.

un país; cada proceso eleccionario debe convertirse en una fiesta democrática para los países latinoamericanos , sin embargo la decepción llega hasta tal punto que algunos evaden el tema porque se encuentran cansados de ver como los representantes del congreso se burlan del pueblo y cómo aparecen  candidatos que aprovechan su popularidad ante las masas que carecen precisamente del acceso a una adecuada  educación que es lo que permite crear una conciencia ciudadana a la hora del voto.

Los autores y actores de la sociedad partidista donde se necesita poca preparación pero mucha popularidad, permite que surjan muchos políticos sacados de la manga y  la inexperiencia se paga con acciones que traen serias consecuencias a la población que siempre paga los platos rotos, en una región de mucha riqueza, pero mal repartida entre unas cuantas familias de abolengo.

La apertura política del nuevo siglo, al igual que la conquista de América debe servir como empuje no para un retroceso visible en estrategias estatales, económicas, migratorias  y  de seguridad, debe quedar claro que el estado no es un botín donde familiares y amigos reciben todos los beneficios como si se tratara de una monarquía  donde se hace al pie de la letra lo que diga su majestad…Si heredamos el sistema ¿Qué pasó con Latinoamérica?